Cirugía Bariátrica

Cirugía Bariátrica

La Cirugía Bariátrica es el procedimiento quirúrgico que causa la pérdida de peso por varios mecanismos: restricción (disminución de la capacidad del estómago), malabsorción (disminución de la capacidad de utilización de los alimentos) o ambos; los cuales además ocasionan cambios hormonales que explican la consecuente mejoría o remisión de las comorbilidades asociadas a la obesidad, tales como: diabetes mellitus tipo 2, hipertensión arterial, colesterol y triglicéridos altos, ácido único elevado, entre otras.

La Cirugía Bariátrica es el procedimiento quirúrgico que causa la pérdida de peso por varios mecanismos: restricción (disminución de la capacidad del estómago), malabsorción (disminución de la capacidad de utilización de los alimentos) o ambos; los cuales además ocasionan cambios hormonales que explican la consecuente mejoría o remisión de las comorbilidades asociadas a la obesidad, tales como: diabetes mellitus tipo 2, hipertensión arterial, colesterol y triglicéridos altos, ácido único elevado, entre otras.

Existen diversos tipos de Cirugía Bariátrica, aprobados por la Asociación Americana de Cirugía Bariátrica y Metabólica (ASMBS, por sus siglas en inglés). Estos tipos son: restrictivos o que disminuyen la capacidad gástrica, entre los que están la Manga y Banda gástrica; y los mixtos, que son restrictivos y malabsortivo, como el Bypass gástrico.

El abordaje para la realización de estos procedimientos en la actualidad es mediante laparoscopia, una cirugía por incisiones pequeñas cuyos resultados -ya demostrados- incluyen menor dolor postoperatorio, menor riesgo de infección de heridas, menor riesgo de hernia postincisional y rápido reintegro a las actividades regulares.

¿Quiénes son candidatos?De acuerdo con la ASMBS (Asociación Americana de Cirugía Bariátrica y Metabólica), la ADA (Sociedad Americana de Diabetes) y la Asociación Americana de Endocrinólogos Clínicos, se indica Cirugía Bariátrica a: Todo paciente con Índice de Masa Corporal (IMC) mayor o igual a 35 y por lo menos una comorbilidad asociada (dislipidemia, hiperuricemia, diabetes mellitus tipo 2, osteoartritis degenerativa; hipertensión arterial; apnea del sueño, entre otras) o todo paciente con IMC mayor o igual a 40.

El IMC (Índice de Masa Corporal) se calcula dividiendo el peso en kilos y la estatura en metros al cuadrado.

Todo paciente que desee Cirugía Bariátrica debe someterse a una serie de estudios y evaluación por un equipo multidisciplinario, que incluye:

  • Cirujano Bariatra: es quien realiza una evaluación inicial y en conjunto con el equipo multidisciplinario determinan indicación de cirugía, qué cirugía es la mejor individualizando los casos?, realización del procedimiento quirúrgico y el seguimiento.
  • Nutriólogo: énfasis en la educación y promoción de una alimentación saludable, su intervención es fundamental en el preoperatorio, en el perioperatorio, en el postoperatorio y el seguimiento a largo plazo.
  • Psiquiatra/ Psicólogo: en busca de trastornos asociados a la alimentación, de la salud mental del paciente que le permita comprender todo el proceso y los cambios de la Cirugía Bariátrica, con intervención durante todo el proceso de preparación y seguimiento.
  • Fisiatra: captar al paciente con todos sus antecedentes para asesorarlo en la incorporación de actividad física, que también juega un papel esencial en obtener los mejores resultados.
  • Medicina Interna/
  • Endocrinología: la detección, evaluación y compensación de las comorbilidades previo a la cirugía para reducir riesgos es primordial así como el seguimiento ulterior.

Los beneficios de la Cirugía Bariátrica han sido demostrados en estudios científicos publicados en revistas de alto impacto clínico: mejora reflujo gastroesofágico, hipertensión, diabetes tipo 2, dislipidemia, hiperuricemia, infertilidad, síndrome de ovarios poliquísticos, apnea del sueño, problemas articulares, reduce el riesgo de diversos tipos de cáncer asociados a obesidad como cáncer de colon y recto, endometrio, mama en mujeres posmenopausicas, páncreas, hígado, vesícula biliar; mejor calidad de vida, reducción de gastos en problemas de salud como consecuencia directa de la obesidad, entre muchos otros.

La obesidad es una enfermedad crónica controlable al igual que las enfermedades asociadas a ésta. Hasta el momento no existe cura para la diabetes; sin embargo, ha sido demostrada la efectividad de la cirugía en la mejoría de la diabetes tipo 2. Por ello, es que insistimos en la adopción de estilos de vida saludables.

La Cirugía Bariátrica es efectiva y segura en cirujanos con entrenamiento formal, con resultados demostrados.

Hospital Chiriquí, Piso #2, Consultorio 203 / Centro Médico Mae Lewis, Consultorio #14 / David, Chiriquí
774-0128, extensión 2025 (Hospital Chiriquí) / 775 -4616, extensión 316 (Mae Lewis)